Search
Featured Fitness Food Fun Feelings For Parents Para Padres

Cómo preparar almuerzos escolares de excelente calidad que a los niños les gustará

¿Se pregunta qué es lo que su hijo hace con esa sabrosa y equilibrada lonchera que usted le prepara a diario para que lleve a la escuela? ¿Se la come, la cambia por otra cosa o la arroja en el cesto de la basura? Los padres desean que los niños coman loncheras nutritivas, pero lo que los niños desean son  comidas divertidas y sabrosas.

No se preocupe —es posible mejorar las posibilidades de que su hijo coma lo que usted le envía, y que además lo disfrute. He aquí algunas estrategias para preparar loncheras:

Piense en la variedad. Trate de incluir algo de la mayoría de los grupos alimenticios de MiPirámide  en cada lonchera. Trate de que el almuerzo sea diferente todos los días y así evitará el aburrimiento. Esto también ayudará a asegurar que el almuerzo le estará proporcionando al niño por lo menos un tercio de su necesidad diaria de nutrientes.

Envíe lo que a los niños les gusta. Pídale a su hijo que prepare una lista de los alimentos favoritos de cada uno de los grupos de MiPirámide. Y use esta lista para crear sus menués. Mejor aún, pídale que la acompañe a hacer las compras y a preparar el almuerzo.

Rompa con la rutina de la crema de cacahuate. Experimente nuevos aderezos para los sándwiches, como por ejemplo, carnes frías con bajo contenido de grasa (pavo ahumado), quesos, verduras o pollo a la parilla, ensalada de atún y huevo duro (lea la sección "Mantenga las Loncheras a Salvo") Y trate de utilizar diferentes tipos de pan, como por ejemplo, panecillos, bolillos, pan árabe, bagels, pan con uvas pasas o waffles (siempre que pueda utilice las variedades de grano entero). Si a su hijo le encanta la mantequilla de maní, no deje de prepararle el sándwich con rodajas de plátano banana o de manzana, pasas, zanahoria rallada o granola.

No se limite a los sándwiches. Las opciones son infinitas. Prepárele ensalada de pasta con fideos de colores y formas divertidas. Otra opción es una pizza personal o quesadilla usando como base una tortilla. O enrolle tajadas de carne y queso en una tortilla de trigo para hacer un "sándwich espiral". También se pueden usar los sobrantes como spaghetti, un muslo de pollo o una nutritiva sopa, entre otros.

¿Tiene leche? Si en la escuela de su hijo se sirve leche, es una buena idea que todos los días lleve dinero para comprarse un vaso de leche. Si no fuera así, compre envases individuales de leche en la tienda de comestibles. La leche sabe mejor cuando está bien fría: congélela la noche anterior y ya estará descongelada pero fría a la hora del almuerzo. A los niños también les encanta el queso miniatura, queso en cubos y en barritas. Los yogures y pudines son un postre muy nutritivo.

Ten en cuenta mas los Productos Agrícolas. Las zanahorias miniatura, los trozos de apio, rodajas de pimiento dulce, los tomates cereza y otras verduras crujientes son un alimento excelente y saben deliciosos acompañados con algún aderezo bajo en grasa o salsa. Las rodajas de manzana, de pera o de cualquier otra fruta son exquisitas con yogur bajo en grasa de vainilla o de limón. Prepare brochetas con trozos de fruta fresca. O quizás envíe una porción individual de puré de manzana, ensalada de frutas o frutas secas.

¡Empaque con dinamismo! A los niños les encanta la diversión y las sorpresas en las loncheras. Sea creativo, juegue con las formas, los colores y los temas. Por ejemplo, empaque un alimento redondo: un panecillo con queso crema de vegetales, una naranja, rodajas de zanahoria y dulces como Jelly Beans de colores. O corte los sándwiches de manera tal que luzcan como un rompecabezas. Haz otro día la lonchera roja con uvas rojas, leche con sabor a frambuesa, spaghetti con salsa y frutas con cáscara roja. Un día prepare el sándwich al revés: coloque el queso y la carne por afuera y el pan adentro e incluya una nota escrita al revés indicándole al niño que coma el postre primero. No olvide alguna notita cariñosa, un chiste o una historieta.

Mantenga las Loncheras a Salvo. Mantenga los alimentos calientes, calientes y los alimentos fríos, fríos. Use nevera portátil con aislamiento o un refrigerador pequeño para el almuerzo. No olvide colocar una botella de agua congelada o el paquete de hielo, un yogur o un jugo congelado para mantener los alimentos fríos. Para los alimentos calientes como sopas, cacerolas o chili use un envase Thermos™.

Para ideas de desayunos simpáticos para los niños:
Cargue sus baterías con el desayuno  

Para ideas de preparar meriendas simpáticas para los niños:
¿Es usted un astuto con la meriendas?

Revisado por el Panel Científico Asesor de Kidnetic.com, 2007