Search
Featured Fitness Food Fun Feelings For Parents Para Padres

Cómo criar a un comensal inteligente

¿Es usted miembro del club de los platos vacíos? Muchos de nosotros nos hicimos socios de este club cuando éramos niños porque nuestros bien intencionados padres nos obligaban a comer toda la porción que teníamos en nuestros platos —tuviéramos hambre o no. O quizás, su experiencia fue la opuesta: las porciones que le servían o los tipos de alimentos que comían eran totalmente controlados y usted siempre se quedaba con hambre.

Nacemos con una habilidad natural para desear comida cuando tenemos hambre y para dejar de comer cuando estamos satisfechos. Pero, después de pasar algunos años comiendo sobre la base de pistas externas: el horario de comida de la escuela o la cena religiosamente a las seis— quizás perdamos la capacidad de reconocer las señales internas de hambre y saciedad, situación que puede desencadenar toda una vida con problemas de peso corporal.

Es normal que usted no desee que sus hijos deban tener que padecer los mismos problemas. Ahora le indicaremos cómo hacerle para criar a un comensal inteligente:
· Usted haga su trabajo y deje que los niños hagan el suyo. Según la especialista en alimentación infantil, nutricionista Ellyn Satter, la tarea de los padres es proporcionar a los niños una estructura de comidas y colaciones regulares y la posibilidad de elegir entre varios alimentos. La tarea de los niños es elegir lo que desean comer y qué cantidad. Que tengan libertad de opción dentro de la estructura que usted les proporciona.
· Adopte una posición neutra con respecto a las comidas. No da buenos resultados clasificar a los alimentos en "buenos" y "malos". Si desea que los niños rechacen la idea de comer espinaca... lo único que tiene que hacer es insistirles que la coman porque es "buena" para su salud. ¿Quiere que sus hijos se vuelvan locos por los dulces? Dígales simplemente que no pueden comerlos porque les hacen "mal". Por el contrario, lo que sí debe hacer es tener un panorama general de lo que comen. Trate de que todos los días coman todos los alimentos que se incluyen en la Pirámide de la Alimentación, y deje que se den algún gusto.
· No permita las comidas "recreativas". Establezca como norma de la casa que la TV debe permanecer apagada durante las comidas y colaciones. Sin la distracción, se puede disfrutar de los alimentos y tener más noción de cuánto se está comiendo. Esta norma también impide que los niños "miren y mastiquen": un hábito nocivo.
· Transfórmelos en fanáticos de los alimentos. Trate de enseñar a sus niños a apreciar una buena comida, llévelos con usted cuando haga las compras, pídales ayuda cuando esté preparando las comidas, inícielos en el hábito de plantar y cuidar una parcela con vegetales, y si ve que realmente les interesa, inscríbalos en clases de cocina.
· No se preocupe. Es normal que de vez en cuando los niños (y los adultos) coman menos o coman más de lo debido. Los niños que son comensales inteligentes, tarde o temprano equilibrarán su ingesta de alimentos sin que usted deba preocuparse.

Para obtener más información:


Cuatro pasos para ayudar a un niño con sobrepeso
Tácticas que ahorran tiempo para lograr que la familia coma saludable



Revisado por el Panel Científico Asesor de Kidnetic.com, 2002